Hospital Metropolitano, Torre Médica 3, P1, Cons. 109
info@derma-advance.com
(+593) 2 322 0093

Peeling Químico

Peeling Químico

El peeling químico es un tratamiento en el que se realiza la aplicación de una sustancia química en la piel para eliminar las capas superficiales de la misma con la finalidad de mejorar su aspecto cosmético.

Existen peelings superficiales, medios y profundos, los que serán aplicados por su dermatólogo de acuerdo a su tipo de piel, fototipo y necesidades específicas.

¿Cuál es el beneficio que se obtiene con el uso de peelings químicos?

Una de las indicaciones principales de los peelings es el envejecimiento cutáneo, al utilizar de forma adecuada estas sustancias su piel tendrá un aspecto rejuvenecido, luminoso y con una tonalidad uniforme.

El aspecto de las cicatrices de acné también mejora de forma importante ya que la descamación producida por el peeling hace que su profundidad disminuya y por lo tanto sean menos notorias.

Además existen otras indicaciones médicas para el uso de peelings entre estas: piel grasa y engrosada, verrugas planas, queratosis seborreicas, queratosis actínicas y daño cutáneo por la radiación solar (fotodaño).

¿Qué efectos secundarios produce la aplicación de peelings químicos?

Durante la aplicación del peeling existe sensación de ardor o picazón que será monitorizada y valorada por su dermatólogo.

Inmediatamente después de retirar el peeling se observará enrojecimiento o blanqueamiento de la piel, y sensación de hormigueo o adormecimiento que disminuirá progresivamente.

Durante los días posteriores se producirá descamación cuya intensidad dependerá del tipo de peeling utilizado por su dermatólogo, del tiempo de aplicación y de las características de la piel tratada. En pocos casos existe enrojecimiento persistente y formación de manchas postinflamatorias, sin embargo este efecto se minimiza cuando la piel es preparada previo a la aplicación del peeling y los cuidados postprocedimiento son adecuados.